Friday, July 23, 2010

Posesion comun versus posesion estatal

Muchas personas confunden posesión y control estatal con posesión común y control democrático.
 
El estado es un cuerpo cohesivo que limita las libertades de los seres humanos (la clase trabajadora) la cual trabaja para vivir y no posee ni controla la sociedad
 
El estado asegura que la posesión y el control de los medios de producción permanezcan en las manos de una minoría (los capitalistas) y que la mayoría continué produciendo las riquezas para esa minoría
 
El estado guía las fuerzas económicas y militares de la nación para proteger los intereses económicos de la clase capitalista de la clase trabajadora de esa nación, y de la clase capitalista de otras naciones
 
El estado bajo todos los intentos y propósitos funciona como una agencia de protección de la clase capitalista a la cual le sirve.
 
El estado también adjudica el inevitable altercado entre sectores de la clase capitalista en la nación.
 
La posesión estatal (expropiación estatal) es una manera de asegurar industrias y cuestiones críticas funciona en intereses para la entera clase capitalista, en vez de pequeños sectores de esa clase. La posesión estatal no trabaja para los intereses de la clase trabajadora
 
Socialismo significa el fin del estado. El estado no tendrá ninguna función ni propósitos para dirigir la producción  para las necesidades en vez de las ganancias


Partido Socialista

Paz en Palestina es mucho mejor que promover guerras

La paz es mucho mejor que la guerra, porque las guerras nunca se efectúan para defender los intereses de la mayoría de los seres humanos, y siempre son los desposeídos los que sufren la consecuencia. Así, que irespectivamente de las cuestiones envueltas y de los términos acordados, los socialistas reciben con beneplácito el fin de las guerras en todas partes en el mundo entero, Detener los asesinatos de seres humanos  siempre ha sido nuestro permanente principio.
 
En esa sub-división artificial del viejo Imperio Otomano conocido como Palestina, los que han sufrido el irracional intento de fundar un Estado Judío, han sido los habitantes originales de esa región, tanto Musulmanes, Cristianos, Judíos, o cualquier persona con antecedentes religiosos, y aquellos que fueron engañados por los Sionista para emigrar hacia esa región.
 
Los Socialistas y los Sionistas siempre han estado en oposición desde sus inicios, inevitablemente, ambos representan dos puntos de vista incompatible para la solución de los intereses de los obreros de procedencia judía, y para solucionar el problema del Anti-semitismo.
 
La actitud de los Socialistas fue expresada hacen muchos años atrás  por Carlos Marx, el mismo era de procedencia Judía, pero fue criado como Cristiano. En unos de sus primeros artículos después que se convirtió en Socialista, Marx argumento que el pueblo Judío debería buscar su emancipación, no como judíos, sino como seres humanos. Para hacer esto tendrían que abandonar su religión, así como los cristianos deberían abandonar las de ellos, y convertirse en miembro de una comunidad humana secular en el cual el sistema monetario y el estado fuera abolido, en este caso. Sería el Socialismo, Mientras tanto bajo el capitalismo, los judíos deberían gozar de los mismos derechos políticos, en un estado democrático secular, así como los cristianos, y otros seres humanos procedentes de las diferentes fe religiosas deberían gozar de los mismos derechos
 
El movimiento Sionista propuso el punto de vista opuesto, en el cual enfatizaban que los judíos deberían formar una nación separada, y que ellos tenían el derecho de formar su propio Estado en Palestina. Las personas de procedencia judío no deberían buscar su emancipación como seres humanos, sino como judíos. Ninguno debería buscar la integración  dentro de ninguno estado político en el cual se encontraran, sino, por medio de la separación  en un estado de ellos mismos.
 
Las líneas de batallas  fueron demarcadas a través de Europa y de América, Socialistas y Sionistas lucharon por recibir el apoyo de los obreros de procedencia Judía. Los Socialistas argumentaron en contra de la idea de que los Judíos fueran una nación, o una raza, y que la mayoría de los Judíos eran obreros, y  que ellos se deberían unir a los demás trabajadores del mundo para lograr una sociedad socialista, lo cual significaría la emancipación de toda la humanidad, sin distinción de razas, o de sexos. Aunque muchos Sionistas no eran religiosos, todos justificaban que Palestina era el lugar donde debería fundar el Estado Judío, basados en creencias irracionales, y de mitos religiosos establecidos en algunos libros sagrados los cuales decían que el Dios de los Judíos les había otorgado a Palestina a los judíos para ser su hogar de permanencia.
 
Muchos judíos fueron convencidos por el argumento de los Socialistas, y rechazaron el punto de vista Sionista,  jugaron un papel importante,  y llegaron a formar de una manera considerable en el movimiento Socialista. La mayoría de los Judíos rechazaron prácticamente a los Sionistas, y todavía lo hacen, al integrarse a los países donde ellos viven. La terrible experiencia de la Segunda Guerra Mundial, sin embargo, convenció a muchos (pero no a todos) Judíos Europeos para aceptar el argumento de los Sionistas, y aceptaron la idea de la formación de  un Estado Sionista.
 
En el año 948 el sueño de los Sionistas se realizó. Palestina fue dividida y el estado de Israel fue establecido. Los extremistas Sionistas practicaron lo que hoy en día  se conoce como limpieza étnica, y cientos de miles de habitantes que no eran de procedencia Judía, que se encontra en la parte de Israel en Palestina fueron sacados de sus hogares. Los que se quedaron sufrieron  la misma suerte que experimentaron los judíos en los estados de otros lugares en el mundo
 
El establecimiento del Estado de Israel no termino el anti-semitismo. De hecho, esto causo que el anti-semitismo se desperdigara más que antes, se desperdigo dentro de las naciones Árabes. Por siglos los Judíos habían vivido en paz y seguridad e integrados en los países Árabes, y en otras partes del mundo. Ahora, como resultado del establecimiento del Estado Judío en Palestina, ellos vinieron a recibir la misma persecución que recibieron los Judíos Europeos. Los resultados fueron que cientos de años de integración fueron destruidos en décadas. Actualmente, no existen Judíos viviendo en países Árabes, la mayoría de los Judíos Árabes viviendo  ahora en Israel forman un grupo sub-privilegiado.
 
 
 Nuestra oposición al Sionismo no significa que apoyamos a la Organización por la Liberación de Palestino (OPL) o cualquier otra organización nacionalista de Palestina. Diferente a otros grupos incluyendo los de la izquierda no condenamos solamente el nacionalismo Judío, sino que condenamos todo tipo de nacionalismo por igual. La nación Palestina es un mito, como también lo es la nación de Israel y todas las demás naciones. Nacionalismo es la ideología que busca la división capitalista del mundo en Estado-Nación separadas, cada uno competiendo para tener un lugar bajo el sol, y maquinaria a su disposición para aniquilar otros seres humanos. Absolutamente rechazamos este punto de vista por medio del cual la humanidad debería estar organizada.
 
Como Socialistas reafirmamos que todos los seres humanos deberían buscar su emancipación, no como miembros de naciones, de estados, de religiones, y de grupos étnicos, sino como seres humanos, como  miembros de toda  la humanidad. Deberíamos unirnos para abolir  la división del mundo en los llamados Naciones-Estados, y establecer una sociedad mundial de cooperación mutua, en el cual todos seamos libres, y miembros iguales  de la ciudadanía mundial, sin estar sujetos a ninguna Nación-Estado
 

Partido Socialista, Objectivo y declaracion de principios

Partido Socialista
Objetivo y Declaración de Principios
Incluyendo explicaciones de lo que cual es el objetivo y cada principio significan para nosotros

Esta declaración es la base de nuestra organización y, porque también es un importante documento histórico, que datan de la formación del Partido Socialista en el 1904, se ha mantenido su idioma original. (Por razones históricas, y para no ser confundidos con los partidos de vanguardias Leninista se ha usado el termino Socialista, pero para nosotros tanto Socialismo como Comunismo tienen el mismo significado y son dos términos intercambiables

Objetivo
El establecimiento de un sistema de sociedad basada en la propiedad común y el control democrático de los medios e instrumentos producción y distribución de la riqueza por y en interés de toda la Comunidad.
¿Qué se entiende por "un sistema de la sociedad"?
El mundo es una "aldea global". Cada región puede tener sus propias costumbres particulares y distintas, pero son parte de un sistema mayor de la sociedad que es de todo el mundo. Este sistema de la sociedad es capitalismo y cada región y nación opera dentro de este sistema de sociedad en una forma u otra. El socialismo no es una isla en el centro de capitalismo, sino un sistema global de la sociedad que reemplazará el capitalismo.
¿"Los medios e instrumentos de producción y distribución de la riqueza"?
Esto incluye bosques, minas y los océanos, desde la que se extrae la riqueza natural, las fábricas en las que se procesa esta riqueza natural, y centros de la distribución de la riqueza a través de las redes de transporte (tales como carreteras y líneas de camiones, ferrocarriles) y distribución (como comestibles y tiendas por departamento). No incluye sus pertenencias personales tales como su cepillo de dientes o ropa o la reliquia de la familia.
¿"Propiedad común"?
Propiedad común significa que la sociedad como un todo es la propietaria de los medios e instrumentos para la distribución de la riqueza. También implica el control democrático de los medios e instrumentos para producir y distribuir riqueza, para si todo el mundo posee, entonces todo el mundo debe tener igual derecho al control de los medios e instrumentos para la producción y distribución de la riqueza.
Propiedad común no es propiedad del Estado. Propiedad del Estado es simplemente la propiedad por la clase capitalista en su conjunto, en lugar de por capitalistas individuales y el Gobierno a continuación, ejecuta a las empresas del Estado para servir a la clase capitalista. En los Estados de "comunistas" autoproclamados las empresas de estado sirven de quienes controlan el aparato del partido y estado. La clase obrera no poseen ni control. Produce para una minoría privilegiada.

Declaración de Principios
El Partido Socialista sostiene
Que en la actualidad constituida la sociedad se basa en la propiedad de los medios de vida (es decir, tierra, fábricas, ferrocarriles, etc.) por la clase capitalista y la consiguiente esclavización de la clase trabajadora, por cuya riqueza solo trabajo es producido.
¿Cómo son las decisiones sobre el funcionamiento de la sociedad constituida? ¿Por qué principios rigen qué mercancías será producidos en qué cantidad y calidad, o qué leyes y programas sociales existirá?
Si se tomaban las decisiones se basa en las necesidades de la humanidad lo que a continuación, los alimentos que regularmente es destruido por la carga por camión en su lugar podrían alimentar el hambre.
Las decisiones se toman en función de la expectativa de hacer un beneficio. La ecología del mundo está siendo devastada, aunque esta devastación puede acabar con la raza humana, debido a las ganancias. Se fabrican productos de mala calidad, no porque la gente quiere tener la basura, sino porque es rentable producir basura. Los ricos pueden obtener lo mejor, el resto de nosotros a menudo tienen muy pocas opciones. Nadie puede pensar en docenas de ejemplos de cómo la toma de decisiones pone lucro antes de la satisfacción de las necesidades humanas.
Los propietarios de las instalaciones de producción y distribución son responsables ante nadie, pero ellos mismos. Los gobiernos aprobación leyes que mantienen los beneficios para los propietarios como un grupo. A veces un propietario o un subgrupo de los propietarios pierde un poco, pero en general, la clase de propietarios siempre beneficia a largo plazo. Al centrarse en los peores excesos y legalizar el resto, sus beneficios están protegidos contra las demandas de cambios significativos.
Mientras que muchos ciudadanos británicos generalmente han visto los beneficios del aumento de la producción en términos de riqueza material, se toman las decisiones no para mejorar nuestras vidas, sino para mejorar las vidas de quienes poseen los medios de producción. La brecha entre los muy ricos y el resto de nosotros sigue creciendo.
Que en la sociedad, por lo tanto, existe un antagonismo de intereses, que se manifiesta como una lucha de clases entre quienes poseen pero no producen y aquellos que producen pero no poseen.
Hay muchos diferentes divisiones en la sociedad. Divisiones de odio por sexo, color de piel, origen nacional, religión o la cantidad de dinero que una persona hace, entre otros. La inseguridad del capitalismo reproduce estos odios. Nosotros debemos eliminar su caldo de cultivo, antes de que infecten a nuestros hijos.
Los socialistas ver una división de la sociedad basada en los medios de adquirir riqueza. Si debe trabajar para vivir, a continuación, es clase de trabajo, si su principal fuente de ingresos se deriva de la labor de los demás, a continuación, usted es un capitalista. Claramente existe esta distinción. A pesar de que algunos de nosotros poseen acciones, los trabajadores no tienen el lujo para salir de sus puestos de trabajo y vivir de los ingresos de las inversiones.
Al analizar mediante esta división de la clase de sociedad, muchos de los problemas que de lo contrario desafían comprensión tienen soluciones obvias. Ganancias se derivan por poseer. Los salarios o salario se derivan por trabajando, por realizar nuestra energía física o mental, trabajando para quienes poseen los medios de producción y distribución.
El propietario de una fábrica de particular puede no siquiera saben que poseen. Puede ser sólo una parte de un inmenso holding, que es administrado por otra persona. Los trabajadores de la fábrica, sin embargo, están conectados directamente a la producción. Es el trabajo de estos trabajadores (incluyendo la gestión de la planta) que crea los beneficios que mantienen a los capitalistas ricos. Es vital que los capitalistas paguen a sus trabajadores menores que el valor que produce su trabajo. Es esta diferencia entre el valor de lo que los trabajadores se les paga y el valor de lo que producen, que es la fuente de ganancias.
Que este antagonismo puede ser abolida sólo por la emancipación de la clase trabajadora de la dominación de la clase dominante, por la conversión en la propiedad común de la sociedad de los medios de producción y distribución y su control democrático por todo el pueblo.
En cuanto a la propiedad de los medios de producción y distribución recae en la clase capitalista de las minorías, este antagonismo seguirá existiendo. El antagonismo es causado por los intereses necesariamente diferentes de las clases. No importa qué agradables capitalistas pueden ser a nivel personal, siempre tendrán diferentes intereses de la clase trabajadora. No es una cuestión de bueno y malo ni nada parecido, es inherente a cualquier sistema de clase. Por lo tanto, la única manera para eliminar el antagonismo es eliminar el sistema de clase y establecer un sistema de propiedad común donde el antagonismo anterior no tiene ningún fundamento.
Que como en el orden de la evolución social de la clase trabajadora es la última clase para lograr su libertad, la emancipación de la clase de trabajo implicará la emancipación de toda la humanidad, sin distinción de raza o sexo.
El odio y la desconfianza que existe en la sociedad hoy en día es un resultado directo de la naturaleza de las sociedades pasadas y presentes. Una sociedad en la que nos debemos competir para sobrevivir, en la que nuestros puestos de trabajo están amenazados por otros trabajadores, en la que no nos sentimos seguros, es fértil caldo de cultivo para el racismo, sexismo, nacionalismo y todos los otros odios que abundan.
Incluso hoy en día, mientras que ese odio se utiliza a veces para enfrentar un trabajador contra otro, parece que en general, están siendo estos odios raíces y hecho socialmente inaceptable. Esto es particularmente notable en países como Sudáfrica, donde hay una escasez de trabajadores blancos y negros de los trabajadores deberán introducirse en los lugares de trabajo previamente "blancos" sin la interrupción importante, que es causada por el racismo abiertamente.
Ninguna sociedad puede satisfacer nuestras necesidades humanas como siempre hay diferentes clases de personas. Cada persona tiene habilidades que les diferencian de otros, pero todos somos iguales en nuestra humanidad. Todos tenemos fortalezas y debilidades. Lo que necesitamos es una sociedad que nos permite utilizar nuestros puntos fuertes, y que acepta y acomoda a nuestras debilidades.
Socialismo será una sociedad orientada a satisfacer las necesidades humanas, y la necesidad de ser aceptado para lo que somos es probablemente el más básico de las necesidades humanas. Cuando ha desaparecido el caldo de cultivo para estos odios, personas naturalmente será capaces de erradicarlas con todas las otras negativas sobras del capitalismo.
Que esta emancipación debe ser la labor de la propia clase de trabajo.
Emancipación de la clase obrera excluye necesariamente el papel del liderazgo político. El Partido Socialista tiene una necesidad absoluta de partidarios con la comprensión y la autosuficiencia. Incluso si nos podríamos concebir de una clase de trabajo en líder, desplazando a la clase capitalista del poder tal una clase inmadura sería incapaz de asumir las responsabilidades de la sociedad socialista democrática.
That as the machinery of government, including the armed forces of the nation, exists only to conserve the monopoly by the capitalist class of the wealth taken from the workers, the working class must organize consciously and politically for the conquest of the powers of government, national and local, in order that this machinery, including these forces, may be converted from an instrument of oppression into the agent of emancipation and the overthrow of privilege, aristocratic and plutocratic.
Sería absurdo pretender la clase capitalista a renunciar voluntariamente a su posición privilegiada en la sociedad. Los gobiernos existen únicamente para administrar la sociedad tal y como existe, en los intereses de la clase dirigente (capitalista), por lo que los gobiernos no acabarán el privilegio. Capitalismo continuará en la medida en la clase de trabajo acepta. La clase de trabajo tendrá que forzar la clase capitalista a renunciar a su posición de privilegio.
Socialismo será el resultado de los trabajadores a elegir democráticamente de una sociedad sin clases, nueva basada en la satisfacción de las necesidades humanas. Y puesto que el capitalismo es un sistema global de la sociedad, debe ser reemplazado a nivel mundial.
Es peligroso e inútil seguir en contacto con aquellos que apoyan la violencia por parte de los trabajadores contra la fuerza armada del Estado. Revolución violenta a veces ha significado caras diferentes en la clase capitalista, significó siempre los trabajadores muertos y nunca significó la liberación de la clase trabajadora. A menos que los trabajadores organizan conscientemente y políticamente y toman el control sobre la maquinaria estatal, incluyendo sus fuerzas armadas, el estado se garantizará una victoria sangrienta.
Democracia política es la herramienta más grande (junto a su trabajo-poder) que la clase obrera tiene a su disposición. Cuando la mayoría de los trabajadores apoyan el socialismo, denominada guerra "revolucionaria" no será necesario. La verdadera revolución es para que los trabajadores que parar después de líderes, para iniciar la comprensión, por qué las funciones de la sociedad que y empezar a pensar por sí mismos.
Que como todos los partidos políticos no son sino la expresión de los intereses de clase, y el interés de la clase trabajadora es diametralmente opuesto a los intereses de todas las secciones de todas las secciones de la clase principal, el partido que buscan la emancipación de la clase obrera debe ser hostil a todos los otros partidos.
Partidos políticos de la izquierda, derecha y centro, afirman estar trabajando para la mejora de la sociedad. Porque la sociedad funciona en los intereses de la clase capitalista, está claro que estos partidos, a continuación, están apoyando a los intereses de la clase capitalista. La historia demuestra que no importa lo que dicen estos partidos, cuando elegido administran el capitalismo en la única forma que puede administrarse - en los intereses de la clase capitalista.
Cada uno de ellos tiene su propia idea de cómo ejecutar el capitalismo, a menudo robando las ideas de sus supuestos políticos opuestos. Las reformas que implementan deben reflejar la realidad económica. Si no lo hacen, ellos no se obtener reelegidos-hasta que se produce un error en el siguiente partido reflejar esa realidad. No hay forma que el capitalismo puede satisfacer las necesidades de la mayoría, pero todas estas partes fingen que si sólo se puede encontraron el plan adecuado. Ninguno de ellos tiene cualquier realmente nuevas ideas, sólo las reformas rehashed que han fracasado en el pasado. Votar a favor de cualquiera de estas partes es votar a favor de capitalismo, para siempre.
Los socialistas son, por tanto, hostiles, no en el sentido de cometer actos violentos contra otras partes o de sus miembros, pero a las ideas de los partidos que apoyan el capitalismo.
El Partido Socialista , por lo tanto, entra en el ámbito de la acción política determinada para librar una guerra contra todos los otros partidos políticos, si supuestamente laborales o abiertamente capitalista y exhorta a los miembros de la clase trabajadora de este país a reunir bajo su bandera al final que una pronta terminación puede ser forjada en el sistema que les priva de los frutos de su trabajo, y que la pobreza puede dar lugar a la comodidad, el privilegio a la igualdad y la esclavitud a la libertad.
El Partido Socialista es parte de un movimiento socialista mundial, que se cree el capitalismo no puede satisfacer las necesidades de la mayoría de la gente en el mundo. Hace no hoy, y que nunca puede.
A fin de satisfacer estas necesidades el capitalismo debe ser sustituido por socialismo.
La única forma para lograr el socialismo es para que la clase trabajadora reconocer esto y conscientemente y políticamente trabajen para sustituir el capitalismo con el socialismo. El Partido Socialista de Gran Bretaña no es compatible con la idea de la reforma del capitalismo y por lo tanto, no funciona para las reformas. Hay un montón de otras organizaciones que hacer y aún siguen siendo los problemas. Por relegando socialismo hacia el futuro, no es relegado a nunca. Sólo un partido dedicado sólo al socialismo puede promover el socialismo de cualquier manera real y honesta.
Entre todos los partidos políticos en Gran Bretaña, sólo el Partido Socialista está dedicado al socialismo como un objetivo inmediato. Es este objetivo que hace al Partido Socialista Revolucionario - nuestra dedicación al cambio Pacífico, democrático y de inmediato.
El Partido Socialista participa, por lo tanto, en una guerra de ideas contra todas las demás partes. Las otras partes, no importa lo que afirman, son apoyar el sistema capitalista y oponerse a la creación inmediata de socialismo.
Sólo el apoyo consciente de la clase de trabajo creará el socialismo, y con este fin el Partido Socialista pretende aumentar la comprensión de y movilizar el apoyo para el socialismo.
El Partido Socialista pide a todos los trabajadores a apoyar estos esfuerzos de ninguna manera que pueden.

El concepto del Estado: Marx versus Lenin

El concepto del Estado: Marx versus Lenin
 
Muchas personas asumen que Marx creía que la clase obrera solo podía tomar el poder por medio de la destrucción del estado en un levantamiento violento. Muchos no se han dado cuenta que tal punto de vista fue creado por Lenin, y que el trato de pasarlo como una opinión de Marx en su deshonesto panfleto llamado: “El Estado y la Revolución”.
La teoría del estado de Marx es muy clara.  Cuando las viejas comunidades comunistas bajo la cual originalmente la humanidad vivió se fragmento en sociedades divididas en clases,  una nueva institución para proteger los intereses de la clase dominante se necesitó. Esa institución es el estado, el cual esencialmente es un centro armado para control social.
La clase que puede controlar el estado también puede controlar la sociedad, por medio de la fuerza, y esa es la clase dominante. A través del curso de la historia el estado ha sido controlado por varias clases,  Antigua clase esclavista, los barones del feudalismo, y ahora la moderna  clase capitalista.
Hoy en día la clase subordinada solo puede obtener su libertad por si misma ganando el control del estado y usándolo para abolir la sociedad de clases y para establecer la posesión común y el control democrático de los medios de producción. Con el fin de las clases la necesidad del estado, como una fuerza especial de coerción también desaparece.
El socialismo  es una sociedad sin clase donde no existirá estado, sino simplemente un centro de administración democrática para resolver los problemas sociales.
A través de toda su vida política Marx insistió que la clase obrera debe capturar el Estado antes de tratar de establecer el socialismo, y que el socialismo sería una sociedad sin clases
Durante los tiempos de Marx se esperaba que los trabajadores solamente podían ganar el poder del estado por medio de una insurrección violento. En los años del 1840 esta no era una proposición  irrazonable. El sufrago universal a penas existía en algunos lugares, y las insurrecciones, barricadas, los enfrentamientos callejeros, la toma de edificios públicos, eran  métodos usados hasta por los políticos burgueses.
Más tarde Marx se dio cuenta que el sufragio universal era un método alternativo que los trabajadores podían usar en su lucha para ganar el poder del Estado. En el 1872 en un discurso en la Hague donde se celebró el primer congreso de la Primera Internacional, Marx comento que él pensaba que los obreros podían ganar pacíficamente el poder del Estado en lugares como en EEUU de América,  Gran Bretaña, y quizás Holanda,  países donde existían mayoría de votantes.
En el año 1880 un Partido Obrero fue fundado en Francia. Su manifiesto fue escrito  en el estudio de Marx y hablaba de transformar el fraude del sufragio universal en un 'agente de emancipación". Engels en su introducción a el libro de Marx  "La lucha de clases en Francia" (un recuento de hechos ocurridos en Francia en el 1848 al 1850) expreso de como él y Marx llegaron a considerar a las insurrecciones  detrás de barricadas como una arma obsoleta para la clase trabajadora, y que el sufragio universal podía ser un método más efectivo
Más tarde Marx dejo abierta la cuestión de como la clase trabajadora podría ganar el poder del estado, pero no descarto la posibilidad de ganar el control del estado por medios pacíficos
De lo que debería hacer la clase obrera  con el Estado tan pronto ellos hubieran ganado el control de él, Marx siempre insistió que ellos deberían inmediatamente establecer una república democrática. Después de la Comuna de Paris del 1871, el declaro que se hacer otros cambios más radicales en la estructura del estado y que lo podían usar para establecer el socialismo
La comuna de Paris fue un régimen ultra-democrático establecido por elementos patriotas después de la derrota de Francia en la guerra Franco-Prusiana. Después de la revolución Francesa Napoleón había construido la administración burocrática de una enorme maquinaria del Estado. Esta había permanecido intacta a través del siglo XIX a pesar de las insurrecciones del 1830 and 1848. Solamente un régimen había tratado de reemplazarlo, y este fue la Comuna de Paris. Este intento impresiono grandemente a Marx, y lo guio a él para argumentar que los trabajadores, tan pronto hubieran ganado el poder del estado deberían romper esta clase de aparato burocrático del estado que había crecido en muchos otros de Europa

En sus notas y cartas privadas  Marx algunas veces llamo a este periodo durante el cual los trabajadores  estarían usando el poder del Estado para establecer el socialismo bajo el término de "Dictadura del Proletariado". Este periodo ha sido mal entendido para indicar que el advocaba una dictadura en el sentido como la palabra es usada hoy en día. De hecho, durante los tiempos de Marx la palabra quería decir gobierno, y así como hemos visto Marx decía que mientras el estado estuviera bajo el control de la clase proletaria este debería ser democrático
Los puntos de vista de Marx pueden ser abreviados de la siguiente manera:

1) La clase trabajadora debe primero de una manera pacífica o democrática obtener el control del Estado
2) Luego deben hacerlo completamente democrático, y
3) usarlo para despojar a los capitalistas y establecer la posesión y el control democrático de los medios de producción
4) Hecho esto, no habrá más necesidad del Estado, el cual consecuentemente cesara de existir en el Socialismo
 
Los puntos de vistas de Marx fueron distorsionados de dos maneras opuestas:
Primeramente, por algunos Social Demócrata que hablaron sobre una gradual y pacifica transición hacia el socialismo por medio de reformas sociales aprobadas por medio de un parlamento.
Segundamente, las distorsiones hechas por Vladimir Lenin
Cuando Lenin regreso a Rusia en Abril del 1917 después de que el Zar fue derrocado he comenzó a establecer que su partido, los Bolcheviques, deberían tomar el poder en un futuro cercano. El sabía que ellos solo lo podían hacer por medio de una levantamiento violento. Forzado a mantenerse en la clandestinidad en Agosto y Septiembre Lenin escribió su panfleto El Estado y la Revolución en el cual distorsiono los puntos de vista de Marx, así justifica en términos Marxista la planificada insurrección de los Bolcheviques
La distorsión básica de Lenin es tomar la declaración de Max sobre la necesidad de romper la maquinaria burocrática Napoleónica después que los trabajadores hallan ganado el poder, y argumentaba que él se refería sobre  el Estado de una manera general. De esta manera se dio a entender que Marx establecía que el Estado debía ser destruido por la clase trabajadora antes de que pudieran ganar, o mientras estuvieran ganando el poder
 

Levantar el bloqueo

Una vez más trabajadores inocentes han sido asesinados en el Medio Oriente. El enfrentamiento ocurrió cuando organizaciones de socorro desafiaron  el bloqueo que ha puesto Israel alrededor de Gaza,  y el estado de Israel decidió usar la fuerza militar como el único medio para lidiar con la situación. Los gobiernos siempre tratan de mostrar que ellos son diferentes que los terroristas,  y que ellos tienen valores, y el santurrón se lamenta por la pérdida de vidas humanas, pero nada los separa a ellos, tanto en los medios, propósitos y métodos que usan.
 
Los socialistas no se parcializan  con ningún estado, todos los estados son simples fuerzas organizados para ejercer la opresión. Estamos opuestos a todos los estados, y solamente apoyamos los intereses de los oprimidos, no selectivamente, sino que apoyamos a todos. Los socialistas espontáneamente siempre han  estado del lado de los oprimidos, y en contra de los opresores, y el uso de la fuerza por el estado de Israel los expone como parte de los opresores. Pero porque simpaticemos con las victimas que  ha creado el opresor estado de Israel, eso no significa que favorecemos las soluciones populares entre ellos. Nuestra oposición al Sionismo no significa que apoyamos a Hamas o la Fatah. A diferencia de muchos de la izquierda, no condenamos solamente el nacionalismo Judío, sino que condenamos todo tipo de nacionalismo por igual. Todos los estados son artificiales e ilegítimos, tanto Israel en particular, como un futuro estado Palestino, ambos son, y serán estados capitalistas, y ambos son opresores.
 
El Partido Socialista siempre ha advertido el peligro que representa la apatía política, y el peligro que representa el confiar en los líderes, y de aceptar todos los gobiernos sin cuestionarlos. Nuestra inactividad es un elemento importante en nuestra continua explotación, y la clase burguesa lo toma como un consentimiento para poder efectuar sus excesos. El capitalismo siempre contraerá guerras, pero la apatía es parte de ese proceso. Es la apatía y la complacencia de la clase trabajadora la que permita que cuestiones horrenda como la que ocurre en Gaza se sigan efectuando. Las causas verdaderas de los problemas que ocurren en el mundo se deben a la rivalidad entre los bandos de las clases dominantes del mundo por el control de todas las cosas, como también la ignorancia que existe en el mundo entre los trabajadores que los motiva a apoyarlo a ellos, como también las divisiones que crean el nacionalismo y las religiones.
 
La paz es mucho mejor que las guerras, porque las guerras nunca son  peleadas para defender los intereses de los trabajadores, y siempre son los trabajadores los que sufren las consecuencias. Así que sin importar las ideas envueltas y los acuerdos que se hagan, los Socialistas solamente pueden recibir con beneplácito el fin de todas las guerras en cualquier parte del mundo, sean guerras entre capitalistas, como sean guerras de liberación nacional. Detener los asesinatos, y detener los sufrimientos de los seres humanos, ha sido permanentemente nuestro principio.
 
Movimiento Socialista Mundial
 

Lenin teorico del nacionalismo

Lenin, teórico del Nacionalismo
La mismísima noción de Lenin, de que “el imperialismo es la etapa más alta del capitalismo”, supone que una nación explota a otra, requiriendo así para la nación sometida, un movimiento de “liberación nacional” que llevaría a las clases trabajadoras de dos distintos países al juego de masacrarse mutuamente.
Sabemos que, históricamente, salvo que una clase en particular monopolice los medios de producción y distribución, y obligue al resto del pueblo a vender su fuerza de trabajo, la producción capitalista no es posible. La propiedad privada es monopólica. En combinación con la división del trabajo, es la base de la producción de mercancías, así como del intercambio, del dinero, del mercado, etc.
Pero para Lenin, “monopolio” no era este monopolio de clase, sino la mera concentración y centralización del capital. De acuerdo a Marx, la existencia misma de la sociedad capitalista involucra tanto monopolio (en este sentido) como competencia, lo que invalida la suposición de Lenin de que un monopolio tal es sólo un aspecto del “imperialismo”.
“En la vida económica del presente, encontramos no sólo competencia y monopolio, sino además su síntesis, la cual no es una fórmula, sino un movimiento. El monopolio produce competencia; la competencia, monopolio”. (Carta a Annekov, 28 de diciembre de 1846)
La naturaleza básica del capital permanece siempre idéntica, tanto en forma desarrollada como en forma no desarrollada –producción para el beneficio (por ejemplo, la porción de trabajo no pagada). El aspecto definitorio de la producción capitalista es que se basa en el trabajo asalariado. El salario presupone al capital, y viceversa. También aquí, Lenin falló en comprender por qué distintos niveles de salarios prevalecen en diferentes países. Según él, los salarios son más altos en los países imperialistas, ya que allí los capitalistas sobornan a los trabajadores, a partir de los superbeneficios que reciben de la explotación de los países subyugados.
Marx tenía una explicación bastante distinta respecto de por qué los salarios eran más altos en esos países. Tanto la productividad como la tasa de explotación (la proporción entre trabajo pagado y no pagado) eran mayores allí:
“Cuando más productivo es un país en relación a otro, en el mercado mundial, más altos serán los salarios comparados con los del otro. En Inglaterra, no sólo los salarios nominales sino (además) los salarios reales son más elevados que en el continente. El trabajador come más carne, satisface más necesidades. Esto, sin embargo, se aplica sólo al trabajador industrial, y no al trabajador agrícola. Pero, en proporción a la productividad de los trabajadores ingleses, sus salarios no son más altos (que los salarios pagados en otros países).” (Teoría de la plusvalía, parte 2, páginas 16-17.)
Un nivel bajo de salarios no hace a un país menos capitalista que otro: “Los distintos estados de los diferentes países civilizados, a pesar de la heterogénea diversidad de formas, tienen todos esto en común, están basados en la sociedad burguesa moderna, sólo más o menos capitalistamente desarrollada.” (Crítica al Programa de Gotha, 1875.)
Para ser capitalista, un país no precisa ser tan industrial y comercialmente desarrollado como los Estados Unidos, Gran Bretaña o Alemania. Ni es necesario que todos y cada uno de los distritos de cada país capitalista deba ser tan desarrollado como el Ruhr en Alemania, o Sheffield y Birmingham en Inglaterra. El requerimiento básico es que el sistema productivo del país esté dirigido de un modo capitalista (por ejemplo, basado en empleadores y empleados). Un país puede estar altamente industrializado, o desarrollado en su agricultura, o ser el proveedor principal de materia prima para la industria, o lo que sea. Esto sucede debido a la división del trabajo entre los distintos países capitalistas. De modo que una “nación” no puede explotar a otra “nación”. Los trabajadores son en todo el mundo explotados por la clase capitalista mundial.
Lo absurdo de la teoría leninista puede probarse por un vivo ejemplo sobre la vida de un trabajador en nuestro subcontinente indio. Supongamos que tiene 70 años, y es en la actualidad, ciudadano de la autodenominada Bangladesh independiente. Fue súbdito de Pakistán, y anteriormente del Imperio Británico. Según la teoría de Lenin, fue sojuzgado por los “Imperialistas Británicos” hasta 1947, y luego por los “Imperialistas Pakistaníes” hasta 1972. ¿En la actualidad por quién? Y con todo, a lo largo de todos esos años siguió siendo un esclavo asalariado, no libre, aunque sus amos y su nacionalidad hayan cambiado. ¡Qué propuesta ridícula es la teoría de Lenin!
La teoría de Lenin sobre el imperialismo falla en captar la naturaleza mundial de la sociedad capitalista, enfrentando la clase trabajadora de los países subdesarrollados a la de los países desarrollados. Lleva a mantener el interés nacional en contra del interés de clase, lo cual va en detrimento de la clase trabajadora mundial y su emancipación.
Es ahora absolutamente claro que, así como el capitalismo es un fenómeno universal y cosmopolita, también lo es la clase trabajadora. La clase trabajadora no puede emanciparse nacionalmente.
Marx, en su discurso inaugural en la Asociación Internacional de Trabajadores, en 1864, denunciaba “una política exterior en pos de planes criminales, explotando los prejuicios nacionales, derrochando en guerras piratas, la sangre y la riqueza del pueblo”. Pero esto es precisamente lo que Lenin y sus herederos practicaron en la URSS, Europa Oriental, China, Cuba, etc., desde 1917 en adelante. Numerosos tratados secretos y no secretos, guerras y proclamas, realizadas por los autodenominados países socialistas, testifican esto.
Que “la emancipación del trabajo no es una cuestión local ni nacional, sino un problema social, que abarca a todos los países en los cuales existe una sociedad moderna, dependiendo para su solución, del acuerdo, práctico y teórico, de los países más avanzados” (Reglas de la AIT) debieran ser el principio que guíe a la clase trabajadora del mundo.
(Socialist Standard, mayo de

Monday, July 19, 2010

El concepto del Estado: Marx versus Lenin

El concepto del Estado: Marx versus Lenin

Muchas personas asumen que Marx creía que la clase obrera solo podía tomar el poder por medio de la destrucción del estado en un levantamiento violento. Muchos no se han dado cuenta que tal punto de vista fue creado por Lenin, y que el trato de pasarlo como una opinión de Marx en su deshonesto panfleto llamado: “El Estado y la Revolución”.
La teoría del estado de Marx es muy clara. Cuando las viejas comunidades comunistas bajo la cual originalmente la humanidad vivió se fragmento en sociedades divididas en clases, una nueva institución para proteger los intereses de la clase dominante se necesitó. Esa institución es el estado, el cual esencialmente es un centro armado para control social.
La clase que puede controlar el estado también puede controlar la sociedad, por medio de la fuerza, y esa es la clase dominante. A través del curso de la historia el estado ha sido controlado por varias clases, Antigua clase esclavista, los barones del feudalismo, y ahora la moderna clase capitalista.
Hoy en día la clase subordinada solo puede obtener su libertad por si misma ganando el control del estado y usándolo para abolir la sociedad de clases y para establecer la posesión común y el control democrático de los medios de producción. Con el fin de las clases la necesidad del estado, como una fuerza especial de coerción también desaparece.
El socialismo es una sociedad sin clase donde no existirá estado, sino simplemente un centro de administración democrática para resolver los problemas sociales.
A través de toda su vida política Marx insistió que la clase obrera debe capturar el Estado antes de tratar de establecer el socialismo, y que el socialismo sería una sociedad sin clases
Durante los tiempos de Marx se esperaba que los trabajadores solamente podían ganar el poder del estado por medio de una insurrección violento. En los años del 1840 esta no era una proposición irrazonable. El sufrago universal a penas existía en algunos lugares, y las insurrecciones, barricadas, los enfrentamientos callejeros, la toma de edificios públicos, eran métodos usados hasta por los políticos burgueses.
Más tarde Marx se dio cuenta que el sufragio universal era un método alternativo que los trabajadores podían usar en su lucha para ganar el poder del Estado. En el 1872 en un discurso en la Hague donde se celebró el primer congreso de la Primera Internacional, Marx comento que él pensaba que los obreros podían ganar pacíficamente el poder del Estado en lugares como en EEUU de América, Gran Bretaña, y quizás Holanda, países donde existían mayoría de votantes.
En el año 1880 un Partido Obrero fue fundado en Francia. Su manifiesto fue escrito en el estudio de Marx y hablaba de transformar el fraude del sufragio universal en un 'agente de emancipación". Engels en su introducción a el libro de Marx "La lucha de clases en Francia" (un recuento de hechos ocurridos en Francia en el 1848 al 1850) expreso de como él y Marx llegaron a considerar a las insurrecciones detrás de barricadas como una arma obsoleta para la clase trabajadora, y que el sufragio universal podía ser un método más efectivo
Más tarde Marx dejo abierta la cuestión de como la clase trabajadora podría ganar el poder del estado, pero no descarto la posibilidad de ganar el control del estado por medios pacíficos
De lo que debería hacer la clase obrera con el Estado tan pronto ellos hubieran ganado el control de él, Marx siempre insistió que ellos deberían inmediatamente establecer una república democrática. Después de la Comuna de Paris del 1871, el declaro que se hacer otros cambios más radicales en la estructura del estado y que lo podían usar para establecer el socialismo
La comuna de Paris fue un régimen ultra-democrático establecido por elementos patriotas después de la derrota de Francia en la guerra Franco-Prusiana. Después de la revolución Francesa Napoleón había construido la administración burocrática de una enorme maquinaria del Estado. Esta había permanecido intacta a través del siglo XIX a pesar de las insurrecciones del 1830 and 1848. Solamente un régimen había tratado de reemplazarlo, y este fue la Comuna de Paris. Este intento impresiono grandemente a Marx, y lo guio a él para argumentar que los trabajadores, tan pronto hubieran ganado el poder del estado deberían romper esta clase de aparato burocrático del estado que había crecido en muchos otros de Europa

En sus notas y cartas privadas Marx algunas veces llamo a este periodo durante el cual los trabajadores estarían usando el poder del Estado para establecer el socialismo bajo el término de "Dictadura del Proletariado". Este periodo ha sido mal entendido para indicar que el advocaba una dictadura en el sentido como la palabra es usada hoy en día. De hecho, durante los tiempos de Marx la palabra quería decir gobierno, y así como hemos visto Marx decía que mientras el estado estuviera bajo el control de la clase proletaria este debería ser democrático
Los puntos de vista de Marx pueden ser abreviados de la siguiente manera:

1) La clase trabajadora debe primero de una manera pacífica o democrática obtener el control del Estado
2) Luego deben hacerlo completamente democrático, y
3) usarlo para despojar a los capitalistas y establecer la posesión y el control democrático de los medios de producción
4) Hecho esto, no habrá más necesidad del Estado, el cual consecuentemente cesara de existir en el Socialismo
 
Los puntos de vistas de Marx fueron distorsionados de dos maneras opuestas:
Primeramente, por algunos Social Demócrata que hablaron sobre una gradual y pacifica transición hacia el socialismo por medio de reformas sociales aprobadas por medio de un parlamento.
Segundamente, las distorsiones hechas por Vladimir Lenin
Cuando Lenin regreso a Rusia en Abril del 1917 después de que el Zar fue derrocado he comenzó a establecer que su partido, los Bolcheviques, deberían tomar el poder en un futuro cercano. El sabía que ellos solo lo podían hacer por medio de una levantamiento violento. Forzado a mantenerse en la clandestinidad en Agosto y Septiembre Lenin escribió su panfleto El Estado y la Revolución en el cual distorsiono los puntos de vista de Marx, así justifica en términos Marxista la planificada insurrección de los Bolcheviques
La distorsión básica de Lenin es tomar la declaración de Max sobre la necesidad de romper la maquinaria burocrática Napoleónica después que los trabajadores hallan ganado el poder, y argumentaba que él se refería sobre el Estado de una manera general. De esta manera se dio a entender que Marx establecía que el Estado debía ser destruido por la clase trabajadora antes de que pudieran ganar, o mientras estuvieran ganando el poder